EN CASO DE EMERGENCIA
900 202 202 112
CANAL 16 VHF

Antes de zarpar

Alquilar una embarcación

Alquilar una embarcación

La extendida modalidad de alquilar una embarcación de recreo (charter), sobre todo sin contratar tripulación profesional, encierra riesgos que es necesario conocer. El primero es que embarcamos en un buque desconocido.

QUÉ HACER

  • Utilice empresas reconocidas y fiables que garanticen una embarcación perfectamente arranchada, documentada y pertrechada con todos los elementos de seguridad obligatorios.
  • Actúe como si fuera su propia embarcación, poniendo en práctica todos los consejos y recomendaciones enumerados en esta publicación y con mucha mayor exigencia.
  • Compruebe la validez del seguro y que éste cubre todas las emergencias y contingencias para los tripulantes y la propia embarcación.
  • Denuncie ante el arrendador las deficiencias que encuentre, sobre todo en materia de seguridad. No dude en desistir del alquiler si no queda satisfecho y en alertar a la autoridad marítima para que remedie las carencias encontradas, ya que puede estar ayudando a salvar la vida de futuros y menos exigentes arrendadores.

ANTE CUALQUIER EMERGENCIA PERMANEZCA SOBRE LA EMBARCACIÓN O EN SUS PROXIMIDADES EN ESPERA DE LA AYUDA. SERÁ MÁS FÁCIL LOCALIZARLE. NO INTENTE GANAR LA COSTA A NADO SI NO TIENE LA SEGURIDAD DE ALCANZARLA, SEGURAMENTE ESTÁ MÁS LEJOS DE LO QUE PARECE.