EN CASO DE EMERGENCIA
900 202 202 112
CANAL 16 VHF

Actuar en emergencias

Supervivencia en el mar

Supervivencia en el mar

La espera de un rescate a bordo de una balsa o a flote, suele desencadenar miedo, impotencia, culpabilidad, negación de la evidencia o irritación. Pero ninguno de estos sentimientos aporta soluciones.

El patrón responsable de la seguridad de la embarcación debe saber escuchar, tranquilizar y ayudar a los más débiles con una actitud positiva y conservando la sangre fría.

Revise el material de supervivencia incluido en la balsa y recuerde que se puede sobrevivir durante más de 100 días a la deriva. Los peores enemigos del náufrago son la hipotermia, la deshidratación, la fatiga y el sueño.

DESHIDRATACIÓN

La deshidratación es progresiva y reversible. 

Para prevenirla:

  • Beber agua dulce.
  • Si se carece de ella, intentar pescar y prensar las
  • A bordo de una embarcación a la deriva, procurar destilar agua dulce a partir de agua de mar.
  • Evitar la sudoración y mantenerse a la sombra.
  • Evitar el mareo y los vómitos.
  • Nunca beber agua de mar, porque suele producir vómitos y diarrea que incrementan la deshidratación.

HIPOTERMIA

Por debajo de 37,5C de temperatura corporal aparece la hipotermia. Para prevenirla es necesario abrigar las zonas de mayor pérdida de temperatura: cabeza, cuello, axilas e inglés, evitar la humedad y permanecer hidratado. En el agua, el náufrago no debe nadar, sino adoptar la postura fetal y flotar abrazado a sus compañeros. Los primeros síntomas de la hipotermia son escalofríos incontrolados, pérdida de destreza manual, destemplanza y apatía.

TRATAMIENTO DE LA HIPOTERMIA

  • Trasladar al afectado horizontalmente y evitar los golpes.
  • Quitar toda la ropa mojada y secar sin frotar, especialmente las extremidades.
  • No dar a beber alcohol.
  • Abrigar a la víctima a resguardo del viento.
  • Si el náufrago está inconsciente, hacer una llamada de socorro.