Ministerio de Fomento Web Oficial Salvamento Marítimo

Perfil del
contratante

Área del
empleado

BIENVENIDOS | BENVINGUTS | BENVIDOS | ONGI ETORRI | WELCOME

Formulario Buscador
Web Oficial Salvamento Maritimo

In memoriam. Pablo Villagrán

Homenaje a nuestro compañero Pablo Villagrán. Controlador en el Centro de Salvamento Marítimo en Almería. Fallecido cuando practicaba pesca submarina en Cabo Roche (Cádiz).

Pablo Villagrán amaba la mar, y le dedicó su vida entera.

Tras las intensas jornadas laborales en el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Almería, aprovechaba su tiempo libre para entregarse de lleno y sumergirse en sus aguas. Además lo hacía de la forma más pura, aquella en  la cual el cuerpo  penetra  en la mar sin más protección  que la capacidad  de los propios pulmones: la pesca submarina.

Desafortunadamente ayer Pablo no pudo volver a la superficie tras realizar una inmersión cerca del faro de Cabo Roche, en Cádiz. Sus compañeros de buceo se alarmaron al ver que tardaba demasiado tiempo en salir, puesto que sabían que era un buzo experimentado.

Este mediodía se confirmaban nuestros peores presagios, se había localizado su cuerpo sin vida en el fondo del mar.

Nacido en Jerez de la Frontera, desde bien joven Pablo  se sintió atraído por el mundo marítimo. Decidió estudiar en Cádiz, en la antigua facultad de Náutica de la Caleta, y se especializó en Radio y Puente.  Allí coincidió con algunos compañeros a los que años después el destino volvería a reunir en Salvamento Marítimo.

Nada más concluir sus estudios,  Pablo pudo ver cumplido su sueño: surcar los océanos.

Navegó durante años a bordo de mercantes, donde ejerció de radiotelegrafista y oficial de puente.

Más tarde decidió volver a tierra, pero su vinculación con el mar no terminó, sino que se adaptó a un nuevo campo: el salvamento marítimo.

Como controlador, Pablo podía poner toda su experiencia al servicio de la gente de mar, cuyas vidas en momentos de peligro penden de un hilo, pero saben que no están solos, tienen la esperanza de que los equipos de rescate acudirán en su ayuda.

De vez en cuando, todos necesitamos desconectar del trabajo, en este caso una labor relacionada con la mar; sin embargo,  su forma de hacerlo era más mar. Llegar hasta su corazón,  introducirse en sus profundidades. Entregándose a ella como lo hacen dos amantes que  olvidan todo lo demás cuando están uno en brazos del otro.

Descansa en paz, Pablo. Los que te han conocido, en los diferentes puertos a los que la vida te condujo, recordarán tu estela y no te olvidarán.


Sala de prensa


  • Gobierno de España Ministerio de Fomento